25 octubre 2016

¿Cómo se adapta el cerebro a decir mentiras?

Las respuestas neuronales disminuyen después de repetidos actos de deshonestidad, según investigación


Los informes anecdóticos de engaños que aumentan con el paso del tiempo son comunes, por lo que un equipo de investigadores del University College de Londres (UCL) y la Universidad de Duke decidieron investigarlo. “Ya se trate de evadir impuestos, ser infiel, consumir drogas en el deporte, falsear datos o cometer fraude financiero, los mentirosos a menudo recuerdan cómo los pequeños actos de deshonestidad fueron haciéndose más grandes con el tiempo, como una bola de nieve”, dijo a la prensa la neurocientífica del UCL, Tali Sharot, autora principal del trabajo, en una teleconferencia el viernes pasado. Los hallazgos del equipo, publicado en Nature Neuroscience, confirman en un entorno de laboratorio que la falta de honradez crece con la repetición. Los investigadores también usaron imágenes cerebrales para revelar un mecanismo neuronal que puede ayudar a explicar por qué. “Sospechamos que podría haber un principio biológico básico en la forma en que funciona nuestro cerebro que contribuye a este fenómeno, llamado adaptación emocional”, dijo Sharot.

Seguir leyendo en Scientific American es español

Artículo original:
The brain adapts to dishonesty.
Garrett N, Lazzaro SC, Ariely D, Sharot T.
Nat Neurosci. 2016 Oct 24. doi: 10.1038/nn.4426.
PMID:
 
27775721