05 diciembre 2012

Orígenes de la inteligencia hace 500 millones de años


Los científicos han descubierto el origen de la inteligencia después de identificar un "accidente genético" ocurrido hace 500 millones de años cuando evolucionaron los genes que permitieron que los humanos pudiesen pensar y razonar.Los investigadores de la Universidad de Edimburgo han descubierto cómo los seres humanos - y otros mamíferos - evolucionaron para tener inteligencia. Ellos encontraron que la inteligencia en los seres humanos se desarrolló como resultado de un aumento en el número de genes del cerebro en nuestros ancestros. Los científicos también creen que los mismos genes que han mejorado nuestra capacidad mental también son responsables de una serie de trastornos cerebrales. Los investigadores sugieren que la vida animal simple de invertebrados en el mar hace 500 millones de años experimentó un "accidente genético", lo que dio lugar a que se realizaran copias adicionales de estos genes. Los descendientes de este animal se beneficiaron de estos genes extra, lo que condujo a los vertebrados conductualmente sofisticados - incluyendo los humanos. "Uno de los grandes problemas científicos es explicar cómo surgieron los comportamientos de inteligencia compleja durante la evolución", dijo el profesor Seth Grant, de la Universidad de Edimburgo, quien dirigió la investigación. La investigación, que se detalla en dos artículos en la revista Nature Neuroscience, también muestra una relación directa entre la evolución del comportamiento y los orígenes de las enfermedades cerebrales. "Este innovador trabajo tiene implicaciones en cómo entendemos la aparición de trastornos psiquiátricos y ofrecerá nuevas vías para el desarrollo de nuevos tratamientos", dijo John Williams, director de Neurociencias y Salud Mental de la Fundación Wellcome Trust, uno de los financiadores del estudio. El equipo de investigación estudió las habilidades mentales de los ratones y los seres humanos, utilizando tareas comparativas que involucraban la identificación de objetos en las computadoras de pantalla táctil. Luego, los investigadores combinaron los resultados de estas pruebas de comportamiento con la información de los códigos genéticos de varias especies para calcular en qué momento habían evolucionado los diferentes comportamientos.

Traducido por Rubén Carvajal de Business Line

Referencias citadas:

Nithianantharajah J, Komiyama NH, McKechanie A, Johnstone M, Blackwood DH, Clair DS, Emes RD, van de Lagemaat LN, Saksida LM, Bussey TJ, Grant SG.
Nat Neurosci. 2012 Dec 2. doi: 10.1038/nn.3276. 

Ryan TJ, Kopanitsa MV, Indersmitten T, Nithianantharajah J, Afinowi NO, Pettit C, Stanford LE, Sprengel R, Saksida LM, Bussey TJ, O'Dell TJ, Grant SG, Komiyama NH.
Nat Neurosci. 2012 Dec 2. doi: 10.1038/nn.3277.