19 marzo 2011

El prejuicio de los seres humanos tiene raíces evolutivas muy antiguas.

ScienceDaily (18 de marzo 2011) - La tendencia a percibir a los demás como "nosotros contra ellos" no es exclusivamente humana, ya que parece ser compartida por nuestros primos primates,  de acuerdo a un nuevo estudio conducido por investigadores de la Universidad de Yale.

A pesar de que los monos exhiben prejuicios, al igual que los seres humanos, también pueden ser flexibles en cuanto a los que aceptan en su grupo, de acuerdo a una investigación reciente. (Crédito: Imagen cortesía de la Universidad de Yale)

En una serie de ingeniosos experimentos, un grupo de investigadores de Yale liderados por la psicóloga Laura Santos demostraron que los monos tratar a las individuos de fuera de sus grupos con la misma sospecha con la que sus primos humanos tienden a tratar a los forasteros, lo que sugiere que las raíces del conflicto entre los grupos humanos pueden ser evolutivamente muy antiguos.
Los hallazgos aparecen en la edición de marzo del Journal of Personality and Social Psychology.
Santos sostiene que "Uno de los aspectos más preocupantes de la naturaleza humana es la tendencia a evaluar a las personas de manera diferente, dependiendo de si es o no miembro de nuestro grupo". "Casi todos los conflictos en la historia humana han implicado hacer distinciones entre la gente, sobre la base de si es un miembro de su propia raza, religión, clase social, etc. La pregunta que nos interesa es: ¿De dónde proviene este tipo de distinciones de grupo? "
La respuesta, según Santos, es que estos sesgos, aparentemente, no han sido resultado de la cultura humana sino que han sido formados durante 25 millones de años de evolución.
Santos y su laboratorio estudian los macacos rhesus viven en una isla frente a las costas de Puerto Rico. Los monos en esta población, al igual que los humanos, conforman de manera natural sus diferentes grupos sociales sobre la base de los antecedentes familiares. A fin de evaluar si los monos hicieron las mismas distinciones entre las personas del endogrupo y del exogrupo, los investigadores utilizaron una tendencia bien conocida de los animales de quedarse mirando por más tiempo las cosas nuevas o espantosas que las cosas familiares o amistosas. Presentaron imágenes de monos que estaban en su grupo social o que eran miembros de un grupo diferente. Encontraron que los monos miraban más tiempo a las imágenes de otros monos que estaban fuera de su grupo, lo que sugiere que los monos espontáneamente detectaban quién es un extraño y quién es un miembro de su grupo.
"Lo más importante de este resultado", señaló Neha Mahajan, estudiante graduado de Yale que encabezó este proyecto, "es que los monos de esta población migraban constantemente de un grupo a otro, por lo que algunos de los monos que estaban "afuera" fueron previamente parte del endogrupo. Y, sin embargo, el resultado fue igualmente válido para los monos que habían sido transferido a los grupos apenas unas semanas antes, lo que sugiere que estos monos son sensibles a quienes en un momento determinado eran considerados como conocidos o extraños. En otras palabras, aunque los monos dividieron el mundo en "nosotros" contra "ellos" lo hicieron de una manera flexible que se actualiza en tiempo real."
Luego Santos y sus colegas se preguntaron si los monos evaluaban de manera diferente a los miembros del endogrupo o del exogrupo, asociándolos automáticamente como individuos "buenos" o "malos" respectivamente? Para estudiar esto, desarrollaron una versión para monos del Test de actitudes implícitas o TAI. En los seres humanos, esta prueba mide el grado en que las personas muestran sesgos implícitos que obstaculizan a los miembros de otros grupos. Para evaluar la misma capacidad en los monos, los investigadores le mostraron a los monos una secuencia de fotos de caras de monos pertenecientes a endogrupos o exogrupos, simultáneamente con fotos de cosas buenas como frutas, o cosas malas, como arañas.
Los investigadores registraron el tiempo empleaban los monos en mirar a los dos tipos de secuencias. Los monos pasaron poco tiempo mirando las secuencias que incluían caras de endogrupo asociadas con cosas buenas o caras de exogrupo caras asociadas con cosas malas, lo que les sugirió que los monos trataban estos dos tipos de estímulos de manera similar. Por otro lado, los monos miraron por más tiempo las secuencias en las que los individuos del exogrupo se asociaron con objetos positivos lo que sugiere que esta asociación no era natural para los monos. Al igual que los humanos, los monos tienden a ver espontáneamente a los miembros del endogrupo de manera positiva y negativamente a los del exogrupo.
Los resultados del equipo de Yale sugiere que los humanos hacen distinciones entre "nosotros" y "ellos" - que es la raíz de los prejuicios humanos - desde hace por lo menos 25 millones de años, cuando los seres humanos y los macacos rhesus compartieron un ancestro común.
De acuerdo a Mahzarin Banaji, del Departamento de Psicología de la Universidad de Harvard y co-autor del trabajo "Los psicólogos sociales presentaron al mundo una idea muy poderosa en la determinación de la conducta, incluso entre los sentimientos de grupos."  "Los teóricos evolucionistas nos han hecho conscientes de nuestro pasado ancestral. En este trabajo, tejemos los dos juntos para mostrar la importancia de estas dos influencias en el trabajo."
"La mala noticia es que la tendencia a rechazar a los miembros del grupo externo parece ser evolutivamente muy antiguo, y por lo tanto puede más difícil de eliminar de lo que nos gustaría", dijo Santos. "La buena noticia, sin embargo, es que inclus los monos parecen ser flexibles en cuanto a quién cuenta como un miembro del grupo. Si los seres humanos podemos encontrar la manera de aprovechar esta flexibilidad evolutiva, podría permitir que nos convirtamos en una especie más tolerante."
Otros autores del papel de Yale son: Margaret A. Martínez y Gutiérrez Natashya. Investigadores de la Universidad Bar-Ilan y Harvard, que también contribuyó al estudio.
El trabajo fue financiado por el National Center for Research Resources, parte del National Institutes of Health.

Story Source:
The above story is reprinted (with editorial adaptations by ScienceDaily staff) from materials provided by Yale University.

Journal Reference:
  1. Neha Mahajan, Margaret A. Martinez, Natashya L. Gutierrez, Gil Diesendruck, Mahzarin R. Banaji, Laurie R. Santos. The evolution of intergroup bias: Perceptions and attitudes in rhesus macaques.. Journal of Personality and Social Psychology, 2011; 100 (3): 387 DOI: 10.1037/a0022459
Traducido por Rubén Carvajal Santana


16 marzo 2011

Las ilusiones ópticas arrojan nueva luz en la comprensión de la visión

ScienceDaily (10 de marzo 2011) - Las ilusiones ópticas han fascinado a los seres humanos a lo largo de la historia. Los constructores griegos usaban la ilusión óptica para garantizar que sus columnas parecieran rectas (las construían con una protuberancia).


Columnas griegas de Propileos Gate, la entrada del Partenón en la Acrópolis de Atenas Hill. (Crédito: iStockphoto / Aleksandar Nakic)

Una nueva investigación publicada en la revista de acceso abierto BMC Neuroscience demuestra cómo se pueden usar estas ilusiones para ayudar a comprender cómo el cerebro evalúa el tamaño relativo.
Una nueva investigación publicada en BioMed Central revista de acceso abierto BMC Neurociencia presenta un uso más serio de estas ilusiones en la comprensión de cómo el cerebro evalúa el tamaño relativo.
Los investigadores del University College de Londres analizaron dos ilusiones bien conocidos: la ilusión de Ebbinghaus, donde un objeto rodeado por pequeños círculos parece más grande que el mismo objeto rodeado por grandes círculos, y la ilusión de Ponzo, donde un objeto dentro de las líneas convergentes (como las vías del tren o un pasillo) se percibe como más grande que un objeto del mismo tamaño más cerca del observador.
Sus resultados muestran que la ilusión de Ponzo es válido independientemente de cuá de los ojos se utiliza o si las señales ambientales se presentan a un ojo diferente a los objetos. Esto sugiere que nuestro pistas sobre el tamaño relativo se determina después de que las imágenes de dos dimensiones vistas por los ojos se han transformado en una sola imagen en tres dimensiones. En cambio, la ilusión de Ebbinghaus no funciona tan bien si el objeto central se presenta a un ojo diferente a los círculos que rodean y muestra que la determinación del tamaño en relación con los demás de un objeto en el mismo plano se produce antes de la elaboración de tres dimensiones.
Canción Chen dijo: "Aunque nuestra percepción del tamaño se ve distorsionada por las pistas del medio ambiente, este estudio muestra que el grado de distorsión y los mecanismos cerebrales implicados dependen del tipo de contextos ambientales."
Así, mientras ilusionistas famosos conservar su capacidad de engañarnos, los científicos pueden utilizar estos trucos visuales para mejorar nuestra comprensión de cómo nos relacionamos con el mundo que nos rodea - y divertirse al mismo tiempo.

Story Source:
The above story is reprinted (with editorial adaptations by ScienceDaily staff) from materials provided by BioMed Central.

Journal Reference:
  1. Chen Song, D. Samuel Schwarzkopf and Geraint Rees. Interocular induction of illusory size perception. BMC Neuroscience, (in press) DOI: 10.1186/1471-2202-12-27

15 marzo 2011

Los bilingües ven el mundo de una manera diferente

ScienceDaily (14 de marzo 2011) - El aprendizaje de una lengua extranjera, literalmente, cambia la forma en que vemos el mundo, según una nueva investigación. Panos Athanasopoulos, de la Universidad de Newcastle, ha encontrado que los hablantes bilingües pensar de manera diferente a aquellos que sólo utilizan un idioma.

Y no es necesario tener fluidez en el idioma a sentir los efectos - su investigación mostró que es el uso del lenguaje, no de competencia, lo que hace la diferencia.
Trabajó tanto con personas de origen Japonés e Inglés, evaluó su uso de la lengua y la competencia, junto con el tiempo que había estado en el país, y contrastó esto con la forma cómo percibían el color azul.
La percepción del color es una manera ideal de probar conceptos bilingües porque hay una enorme variación entre los diferentes idiomas en los límites establecidos en el espectro de color.
En japonés, por ejemplo, hay dos términos básicos para el azul claro (Mizuiro) y azul oscuro (Ao) que no se encuentran en Inglés.
Investigaciones previas habían demostrado que las personas son más propensas catalogar dos colores como uno solo si pertenecen a la categoría lingüística misma.
"Encontramos que la gente que sólo habla japonés se le hace más fácil distinguir entre azul oscuro y azul claro que los angloparlantes", dijo el Dr. Athanasopoulos, cuya investigación se publica en la edición reciente de Bilingualism: Language and Cognition .  "En los bilingües Inglés-Japonés el grado en que se parecían a una u otra norma depende de cuál de sus dos lenguas utiliza con más frecuencia."
La mayoría de la gente que quiere aprender otro idioma tiende a concentrarse en cómo ordenar comida o cómo utilizar el transporte público, como forma de adaptarse, pero esta investigación ha demostrado que existe una conexión mucho más profunda en el aprendizaje.
"Además de aprender el vocabulario y la gramática también se está inconscientemente aprendiendo una nueva forma de ver el mundo", dijo el Dr. Athanasopoulos. "Hay un vínculo indisoluble que existe entre el lenguaje, la cultura y la cognición."
"Si usted está aprendiendo un idioma en un aula de clase, usted está tratando de lograr algo concreto, pero cuando está inmerso en la cultura y está hablándolo, usted está pensando de una manera completamente diferente."
Agregó que el aprendizaje de una segunda lengua ofrece a las empresas una visión única de las personas con las que están negociando, lo que sugiere que las relaciones de la Unión Europea podrían mejorar drásticamente si todos se tomaran el tiempo para aprender un poco el idioma del otro, en lugar de depender del Inglés como lengua-franca.
"Si alguien quiere aprender una nueva lengua debe tomar en cuenta el factor internacional", dijo. "Los beneficios que se obtienen al hacerlo permiten, no sólo conversar en ese idioma, sino también obtener una valiosa información sobre su cultura y su forma de pensar, lo que representa una gran ventaja desde el punto de vista de los negocios."
"También permite entender mejor nuestro propio idioma y da la oportunidad de reflexionar sobre nuestra propia cultura", añadió el Dr. Athanasopoulos, que habla griego e inglés.

Story Source:
The above story is reprinted (with editorial adaptations by ScienceDaily staff) from materials provided by Newcastle University.

Journal Reference:
  1. Panos Athanasopoulos, Ljubica Damjanovic, Andrea Krajciova, Miho Sasaki. Representation of colour concepts in bilingual cognition: The case of Japanese blues. Bilingualism: Language and Cognition, 2010; 14 (01): 9 DOI: 10.1017/s1366728909990046

Traducido por Rubén Carvajal Santana

14 marzo 2011

Escáner PET miniatura para estudio simultáneo de la conducta y la función cerebral en animales

ScienceDaily (14 de marzo 2011) - Científicos de los EE.UU. Departamento de DOE) Energía (Laboratorio Nacional de Brookhaven, Universidad de Stony Brook, y sus colaboradores han demostrado la eficacia de un "portátil", escáner PET portátiles que han desarrollado para las ratas. El dispositivo dará neurocientíficos una nueva herramienta para estudiar simultáneamente la función cerebral y el comportamiento en completamente despierto, los animales en movimiento.

Los investigadores describen los estudios y la validación de herramientas en el 04 2011 cuestión de métodos de la naturaleza .
"La tomografía por emisión de positrones (PET) es una poderosa herramienta para el estudio de los procesos moleculares que ocurren en el cerebro," dijo Paul Vaska, jefe de la física de PET en el Brookhaven con un nombramiento conjunto en Stony Brook, quien dirigió el desarrollo del escáner portátil junto Brookhaven con colegas Schlyer David y Woody Craig. estudios de PET en los animales en Brookhaven y otros países han ayudado a descubrir las bases moleculares de enfermedades como la adicción a las drogas.
Pero el estudio de animales con PET ha requerido anestesia general u otros métodos para inmovilizar a los animales. "Inmovilización y anestesia hacen que sea imposible estudiar simultáneamente la neuroquímica y la conducta de los animales - la acción que derive de lo que sucede en el cerebro", dijo Schlyer. "Nuestro enfoque era el de eliminar la necesidad de limitar el desarrollo de un escáner de PET que se mueven con el animal, abriendo así la posibilidad de correlacionar directamente los datos de imagen con los datos de comportamiento adquiridos al mismo tiempo."
Después de varios años de desarrollo, los científicos han llegado a un diseño para una miniatura, un escáner portátil, el PET en forma de anillo que puede ser "usado" como un collar en la cabeza de una rata para el estudio simultáneo de la función cerebral y el comportamiento. Un peso de sólo 250 gramos, el dispositivo - denominado RatCAP, por Rata Consciente animal de compañía - se ve contrarrestada por un sistema de muelles y estabilizadores de movimiento para permitir la libertad de movimiento de los animales importantes. Las mediciones de las hormonas del estrés de las ratas indican un aumento de sólo moderada y temporal.
"Las ratas usando el dispositivo parece adaptarse bien y se mueven libremente sobre su medio ambiente", dijo Woody.
Para validar el uso del escáner portátil para el estudio simultáneo de la función cerebral y el comportamiento, los científicos realizaron pruebas con 11C-racloprida, uno de uso común radiotrazador PET, que incorpora un isótopo radiactivo, emisor de positrones del elemento carbono. Cuando los positrones interaccionan con los electrones en la materia ordinaria, que de inmediato aniquilar uno al otro, que emite rayos gamma de back-to-back ". Detectores en el escáner PET circular captar las señales de estos rayos gamma back-to-back "para identificar la ubicación y la concentración del trazador en el cuerpo.
El marcador se une 11C-racloprida a los receptores de la dopamina, un químico del cerebro implicadas en el movimiento, la recompensa, y la formación de la memoria. Una señal más alta del indicador significa que la dopamina es menos natural en esa región particular del cerebro, una señal de baja indica que esa parte específica del cerebro ha publicado la dopamina (que se une a sus receptores, bloqueando así el marcador de la unión).
La prueba principal fue para ver si el escáner portátil puede ser utilizado para correlacionar los niveles de dopamina en el comportamiento - en este caso, la actividad de las ratas "(es decir, el movimiento) dentro de sus cámaras. Sorprendentemente, el nivel de actividad estaba inversamente relacionada con los niveles de dopamina - es decir, el más activo de los animales fueron, cuanto menor sea el nivel de dopamina (como se indica por una señal de marcador más fuerte).
"Este es tal vez un resultado contrario a la intuición ya la activación conductual se asocia típicamente con un aumento en la liberación de dopamina", dijo Daniel Schultz, un neurocientífico del comportamiento de Brookhaven y autor principal del artículo. "Así que nuestro método proporciona datos que puedan cuestionar los paradigmas tradicionales y, finalmente, mejorar nuestra comprensión del sistema de la dopamina".
"Pero independientemente de la dirección, los resultados demuestran claramente que RatCAP puede correlacionar las mediciones de la función cerebral con medidas conductuales de una manera útil", dijo.
Los científicos también presentar los resultados comparando las ratas RatCAP resistente moverse libremente acerca de sus jaulas con animales que habían sido anestesiados, así como la comparación de dos métodos de administrar el trazador - inyectar todo de una vez y en una infusión constante para mantener una concentración constante en la sangre.
"Estas medidas nos ayudarán a perfeccionar la técnica y la ayuda en nuestra evaluación de los resultados obtenidos con RatCAP en comparación con otras técnicas de estudio", dijo Schulz.
el paso de los investigadores siguiente será utilizar RatCAP a explorar las diferentes expresiones de comportamiento que se puede correlacionar con los datos de PET adquisición simultánea.
La investigación fue financiada por la Oficina de Ciencia del DOE. Desarrollo de RatCAP fue un esfuerzo conjunto entre el médico de Brookhaven, Química y los Departamentos de Física, División de Instrumentación y el Departamento de Ingeniería Biomédica en la Universidad Stony Brook. Los co-autores en el papel son: Daniel Schulz (Brookhaven), Sudeepti Southekal (Hospital Brigham & Women, en Boston), Sachin S. Junnarkar (Brookhaven), Jean-François Pratte (Université de Sherbrooke, Sherbrooke, Canadá), L. Martin Purschke (Brookhaven), Paul O'Connor (Brookhaven), Sean P. Stoll (Brookhaven), Bosky Ravindranath (Stony Brook), Sri Harsha Maramraju (Stony Brook), Srilalan Krishnamoorthy (Stony Brook), Fritz A. Henn (Brookhaven y Cold Spring Harbor Laboratory), Craig L. Woody (Brookhaven), y David J. y Schlyer Vaska Pablo (Brookhaven y Stony Brook).

Story Source:
The above story is reprinted (with editorial adaptations by ScienceDaily staff) from materials provided by DOE/Brookhaven National Laboratory.

Journal Reference:
  1. Daniela Schulz, Sudeepti Southekal, Sachin S Junnarkar, Jean-François Pratte, Martin L Purschke, Sean P Stoll, Bosky Ravindranath, Sri Harsha Maramraju, Srilalan Krishnamoorthy, Fritz A Henn, Paul O'Connor, Craig L Woody, David J Schlyer, Paul Vaska. Simultaneous assessment of rodent behavior and neurochemistry using a miniature positron emission tomograph. Nature Methods, 2011; DOI: 10.1038/nmeth.1582

13 marzo 2011

SEÑALES, SEÑALES, SEÑALES: VIENDO A DIOS EN TSUNAMIS Y EN TODOS LADOS

Era sólo cuestión de tiempo, pero ya han comenzado a surgir personas que comienzar a pontificar acerca de lo que Dios molesto e iracundo provocó el devastador terremoto de la semana pasada y el tsunami en Japón.  Pero desde un punto de vista psicológico, ¿qué tipo de mente ve los fenómenos naturales inesperados, tales como las escenas horribles todavía se está desarrollando en Japón como "señales" o "augurios" relacionados con el comportamiento humano?
En el verano de 2005, mi colega de la Universidad de Arkansas Becky Parker y yo empezamos el primer estudio experimental para investigar la psicología de este fenómeno extraño. En este experimento, publicado al año siguiente en Developmental Psychology, invitamos a un grupo de niños de tres a nueve años a nuestro laboratorio y se les dijo que estaban a punto de jugar un juego de adivinanzas. Era un juego simple en el que se puso a prueba a cada niño individualmente. Se le pedía al niño ir a la esquina de la habitación y cubrir sus ojos antes de regresar y adivinar cuál de las dos grandes cajas contenía una bola escondida. Todo lo que los niños tenían que hacer era poner una mano en la caja que creían contenía la pelota. Al poco tiempo se les pidió tomar la decisión, pero, sobre todo, durante ese tiempo a los niños se les permitió cambiar de opinión en cualquier momento, moviendo su mano a la otra caja. La respuesta final sobre cada uno de los cuatro ensayos se reflejó simplemente por el lugar donde la mano del niño fue cuando el experimentador dijo: "Se acabó el tiempo!" Los niños que acertaron ganaron un premio etiqueta.
En realidad, el juego fue un poco más complicado que esto. Había en secreto dos bolas, una en cada caja, y habíamos decidido de antemano si los niños iban a conseguir la bola "correcta" o "incorrecta" en cada uno de los cuatro intentos de adivinanzas. Al final de cada ensayo, al niño se le mostró el contenido de una sola de las cajas. La otra caja permaneció cerrada. Por ejemplo, para las respuestas "equivocadas", sólo la caja seleccionada se abrió, y al niño se le pidió que mirara en el interior ("Oh, muy mal. La pelota estaba en la otra caja en este momento. ¿Ves?"). Los niños que habían sido asignados al azar a la condición de control se les dijo que había tenido éxito en una muestra aleatoria de dos de los cuatro ensayos. Los niños asignados a la condición experimental recibieron alguna información adicional antes de comenzar el juego. A estos niños se les dijo que había una princesa mágica en la habitación, "Princess Alice", que se había hecho invisible. Les mostramos una imagen de la princesa Alice colgando en la puerta dentro de la sala (una que se parecía mucho Barbie), y se les dio la siguiente información:. "Princess Alice realmente te gusta, y ella te va a ayudar a jugar a este juego. Ella te va a avisar, de alguna manera, cuando escojas la caja equivocada. " Repetimos esta información antes de cada uno de los cuatro ensayos, en el caso de los niños lo hubiesen olvidado.
Para todos los niños en el estudio, ya sean asignados a la condición de control estándar ("No Princess Alice") o a la condición experimental ("Princess Alice"), se diseñó la sala de tal manera que un evento espontáneo y lo inesperado se produjera justo cuando el niño puso una mano en una de las cajas. Por ejemplo, en un caso, la imagen de la princesa Alicia se vino al suelo en cuanto el niño tomó una decisión, y en otro caso una lámpara de mesa parpadearon dentro y fuera. (No tiene que consultar con Industrial Light & Magic a la plataforma de estos eventos sorpresa, simplemente preparados para un estudiante universitario para levantar un imán en el otro lado de la puerta para que la caída de imagen, y nos escondimos un control remoto para . la lámpara de mesa subrepticiamente en el bolsillo del experimentador) Las predicciones eran claras: si los niños en la condición experimental interpretado la imagen cae y la luz intermitente como una señal de la princesa Alice de que habían elegido el cuadro de mal, que se movía su mano para la otra caja.

Lo que encontramos fue bastante sorprendente, incluso para nosotros. Sólo los hijos mayores, de siete a nueve años de edad, de lo experimental (Princess Alice) condición, movieron sus manos a la otra caja en respuesta a los acontecimientos inesperados. Por el contrario, sus compañeros de la misma edad de la condición de control no pudo mover sus manos. Este descubrimiento nos dice que el concepto explícito de un determinado agente sobrenatural, que probablemente adquirió desde y reforzada por fuentes culturales-es necesaria para que la gente vea los mensajes de comunicación en los eventos naturales. En otras palabras, los niños, por lo menos, no de forma automática inferir significado en los fenómenos naturales sin haber sido preparado de alguna manera con la idea de un agente sobrenatural de identificación tales como la Princesa Alice (o Dios, una madre muerta, ángeles, etc.)
Más curioso, sin embargo, fue el hecho de que los niños un poco más jóvenes en el estudio, incluso los que habían dicho acerca de la princesa Alicia, al parecer, no ve ningún mensaje de comunicación a la luz intermitente o una imagen en caída eventos. Estos niños mantienen sus manos justo donde se encontraban. Cuando se les preguntó después por qué ocurrieron estas cosas, estos cinco y seis años de edad, dijo que la princesa Alice les había causado, pero la vieron simplemente como una mujer excéntrica, invisible correr por la habitación golpeando fotos de la pared y haciendo que la las luces a parpadear. Para ellos, la princesa Alice era como un duende travieso con trastorno por déficit de atención: las cosas que hizo porque quería, y eso es todo. Uno de estos niños respondió que la princesa Alice había golpeado la imagen de la pared, porque ella pensó que se veía mejor sobre el terreno. En otras palabras, no por completo para ver a su "comportamiento" que tienen alguna relación significativa con la decisión que acababa de hacer en el juego de adivinar, que no veía "señales" allí.
Los niños más pequeños en el estudio, los tres y cuatro años de edad en ambas condiciones, sólo se encogieron de hombros y dio explicaciones físicas para los eventos, tales como la imagen no se quede suficientemente adherido a la pared o la luz se rompe . Irónicamente, estos niños más pequeños eran en realidad la mayoría de los científicos del grupo, tal vez porque interpretan "invisibles" para significar simplemente "no está presente en la sala" en lugar de "transparente". Contrariamente a la suposición común de que las creencias supersticiosas representan un modo de pensar infantil descuidado y sin desarrollar, por lo tanto, la capacidad de ser supersticiosos en realidad exige una cierta sofisticación mental. Por lo menos, es una habilidad adquirida cognitivo.
Sin embargo, el verdadero enigma de nuestros hallazgos se encontraba en las reacciones de los cinco y seis años de la condición de la princesa Alicia. Es evidente que ellos poseían la misma comprensión de la invisibilidad al igual que los niños mayores de esa edad, ya que también se cree princesa Alicia causado estas cosas espeluznantes que suceda en el laboratorio. Sin embargo, a pesar de que recuerda a estos niños en repetidas ocasiones que la princesa Alice les decía, de alguna manera, si se eligió el cuadro de mal, que no pudo sumar dos y dos juntos. Entonces, ¿qué es el crítico de cambio entre las edades de seis y siete que permite a los niños mayores de percibir los fenómenos naturales como los mensajes de comunicación acerca de su propia conducta (en este caso, su elección de la caja) en lugar de limitarse a las acciones caprichosa, arbitraria de algunos entidad invisible o sobrenatural de otra manera?
La respuesta probablemente radica en la maduración de las habilidades de los niños la teoría de la mente en este período crítico del desarrollo cerebral. La investigación realizada por la Universidad de Salzburgo psicólogo Josef Perner, por ejemplo, ha puesto de manifiesto que no es hasta aproximadamente los siete años que los niños son los primeros capaces de razonar acerca de "varios pedidos" de los estados mentales. Este es el tipo de conocimiento cotidiano, social adulto por el que se hace sin esfuerzo teoría de la mente en capas en el complejo, jabón interacciones estilo de la ópera-con otras personas. No sólo hacemos razonar sobre lo que está pasando en la cabeza de alguien dentro de otra, pero también razonar sobre lo que otras personas son el razonamiento que está sucediendo en el interior todavía cabezas de otras personas! Por ejemplo, en lo cotidiano (nonsupernatural) ámbito social, sería necesario este tipo de teoría de la madurez de la mente a la razón de la siguiente manera:

    
"Jacob piensa que Adriana no sabe que robó las joyas."
Considerando que una teoría de base ("primer orden") de la mente permite que incluso un niño en edad preescolar jóvenes a entender la primera cláusula proposicional en esta declaración, "Jakob cree que...," Se necesita un poco más maduro ("segundo orden") teoría de la mente para comprender plenamente todo el escenario social: "... Jacob piensa que [Adriana no sabe]"
La mayoría de la gente no puede ir mucho más allá de cuatro órdenes de razonamiento mental del estado (considerar las complejidades maquiavélica de, por ejemplo, la novela de León Tolstoi), pero los estudios muestran que el máximo absoluto en cierne adultos en torno a siete órdenes de estado mental. Lo importante a destacar es que, debido a su aún el desarrollo de habilidades de teoría de la mente, los niños menores de siete años de edad tienen gran dificultad para razonar sobre los pedidos de varios de los estados mentales. Sabiendo esto, entonces nos ayuda a comprender los sorprendentes resultados del experimento de la princesa Alicia. Para pasar la prueba (mover la mano) en respuesta a la foto de la caída o la luz intermitente, los niños tuvieron que ser esencialmente el razonamiento de la siguiente manera:

    
"Princess Alice sabe que [no sé], donde se esconde la bola."
Para interpretar los acontecimientos en forma de mensajes de comunicación, como sobre su opción en el juego de adivinanzas, exige una especie de perspectiva en tercera persona de sí mismo las acciones de: "¿Qué debe hacer esta otra entidad, que es ver a mi comportamiento, creo que está sucediendo dentro de mi cabeza ? " Los resultados de la princesa Alice son importantes porque nos dicen que, antes de la edad de siete años, las mentes de los niños no son bastante maduros cognitivamente lo suficiente como para permitir que sean pensadores supersticioso. La vida interior de los niños un poco mayores, por el contrario, están empapados de significado simbólico. Un segundo grado estaba convencido incluso de que la campana en la torre del reloj cerca de la universidad fue la princesa Alice "hablar" con él.
Princesa Alice no puede tener el je ne sais quoi de la Madre María o el carisma de fuego del Dios de Abraham que todos estamos familiarizados, pero es sin duda una especie de dios empíricamente construidos por poder por derecho propio. El punto es que el mismo los procesos cognitivos básicos, a saber, una teoría madura de la mente-también están involucrados en el sentido del creyente de recibir la guía divina de estos miembros de la familia santa más popular. Cuando la gente pregunta a Dios que les diera una señal, que están a menudo en un punto muerto, un tenedor en la carretera, paralizado en un momento crítico de la ambivalencia existencial. En estos casos, nuestros oídos están erguidas, nuestros ojos se abrieron, nuestros pensamientos rumiando sobre un determinado problema, a menudo "sólo Dios sabe" lo que está en nuestras mentes y la medida en que estamos luchando para tomar una decisión. No es a preguntas como si hay que elegir un cuadro diferente, sino decisiones como éstas: ¿Me quedo con esta persona o salir de él? ¿Debo arriesgarlo todo, empezar desde el principio en una nueva ciudad, o se quedan aquí donde estoy ahogado y aburrido? ¿Debo tener otro bebé? ¿Debo seguir recibiendo malos tratos de mi enfermedad, o me las maletas y lo llaman una vida? Al igual que la ubicación de la pelota escondida dentro de una de las dos cajas, estamos convencidos de que hay un derecho y una respuesta equivocada a cuestiones tan importantes de la vida. Y para la mayoría de nosotros, es Dios, no, la princesa Alicia, que tiene las respuestas privilegiada.
Dios no nos dice las respuestas directamente, por supuesto. No hay ningún guiño a la izquierda, sin meter el codo diciendo en nuestro lado o "psst" en nuestro oído. Más bien, muchos imaginan a Dios, y otras entidades semejantes a él, como encriptación de información estratégica en una serie casi infinita de los fenómenos naturales: la interrupción de pronóstico de un reloj a una hora determinada y el tiempo, los chillidos repentina de un halcón, una mancha vergonzosa en nuestro la nariz que aparece en la víspera de una entrevista importante, una plaza de aparcamiento elección apertura en un centro comercial lleno de gente igual que tire de todo, un extraño interesante sentarse junto a nosotros en un avión. Las posibilidades son infinitas. Cuando el clima emocional es la correcta, no hay casi una forma o la forma que las "pruebas" no puede asumir. Nuestras mentes que significa el sentido de desambiguación.
Esta tendencia de inicio de sesión de lectura tiene una relación distinta y clara con la moral. Cuando se trata de angustia inesperadas y la tragedia, nuestro apetito por desentrañar el significado de estas ambiguas "mensajes" pueden llegar a ser feroz. Desgracias parecen críptico y simbólico, sino que parece evidente que se debe sobre nuestros comportamientos. Nuestra mente inquieta recoger los pedacitos del pasado como si fueran pistas importantes sobre lo que acaba de suceder. Y ninguna piedra sin mover va. Nada es demasiado mundana o trivial; nada para resolver nuestros pensamientos itinerante de llegar a la verdad impensable que no hay una respuesta porque no hay enigma, que la vida es vida y eso es todo.

Image credit: Barbara Aulicino, in American Scientist

(Author’s note: Some of the foregoing material is excerpted, with edits, from my new book, The Belief Instinct: The Psychology of Souls, Destiny and the Meaning of Life.)


Los niveles de serotonina influyen en los juicios que hacemos de otras parejas

ScienceDaily (13 de marzo 2011) - Los juicios que hacemos sobre la intimidad de "otras relaciones de pareja se ven influidas por la serotonina química del cerebro, según un estudio de la Universidad de Oxford.

Los voluntarios sanos adultos que mostraron niveles bajos de actividad de serotonina, calificaron a parejas en fotos como menos "íntima" y menos "romántica" que aquellos voluntarios con actividad normal de la serotonina.
Los resultados plantean la posibilidad de que una menor actividad de la serotonina en personas con depresión y otras condiciones psiquiátricas pueden contribuir a los cambios en la manera en que perciben las relaciones personales.
La investigación se publicó en la revista Biological Psychiatry .
"La serotonina es importante en el comportamiento social, y también juega un papel importante en los trastornos psicológicos como la depresión", explica el profesor Robert Rogers, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Oxford, quien dirigió la investigación. "Queríamos ver si la actividad de la serotonina influye en los juicios que hacemos sobre las relaciones personales de la gente"
Los problemas en las relaciones sociales, y la sensación de aislamiento social, son una característica de la depresión en algunas personas. Es posible que las alteraciones en los sistemas cerebrales - tales como la serotonina - puedan contribuir a estas dificultades, cambiando la forma de pensar acerca de las relaciones con los demás.
Entender esto es importante tenerlo en cuenta ya que se sabe que las relaciones íntimas ayudan a proteger contra el desarrollo de las enfermedades mentales y promueven la recuperación de los afectados por enfermedades psiquiátricas. Lo contrario también es cierto: las relaciones disfuncionales pueden ser desencadenantes de las personas en riesgo de estas condiciones.
El equipo de la Universidad de Oxford, junto con colegas de la Universidad de Liverpool y el King's College London, manipuló la actividad de la serotonina en voluntarios adultos sanos, y luego les pidió que emitieran juicios acerca de un conjunto de fotografías de la pareja.
En el experimento se les dio bebidas con aminoácidos a dos grupos de voluntarios. Un grupo recibió las bebidas que contiene triptófano, el aminoácido a partir del cual se sintetiza la serotonina en el cerebro. El otro grupo recibió bebidas que no contenían triptófano. Las diferencias en los juicios emitidos por los dos grupos reflejó los cambios en la actividad de la serotonina.
Los 22 voluntarios que recibieron la bebida sin triptófano constantemente clasificaron a las parejas en las fotos como menos "íntimas" y menos "románticas" que los 19 participantes que recibieron la bebida de control.
"Aunque esto es sólo un pequeño estudio, los mismos patrones pudiesen extenderse a la forma en que percibimos nuestras propias relaciones", dice el profesor Rogers. "La Actividad de la serotonina puede afectar la capacidad de la gente en la depresión a mantener relaciones personales positivas o íntima".

Story Source:
The above story is reprinted (with editorial adaptations by ScienceDaily staff) from materials provided by University of Oxford.

Journal Reference:
  1. Amy C. Bilderbeck, Ciara McCabe, Judi Wakeley, Francis McGlone, Tirril Harris, Phillip J. Cowen, Robert D. Rogers. Serotonergic Activity Influences the Cognitive Appraisal of Close Intimate Relationships in Healthy Adults. Biological Psychiatry, 2011; DOI: 10.1016/j.biopsych.2010.12.038