18 diciembre 2009

Neuronas individuales del cerebro responen a personas y objetos específicos

Investigadores localizaron células individuales del cerebro, las cuales responden a personas y objetos específicos. Por Laura Sanders. 21 de noviembre de 2009
Traducido por: Lolimar Oropeza – Estudiante de Idiomas Modernos IUTAV
Chicago – El club de fan de la actriz Halle Berry está desarrollando una neurona a la vez. Luego de investigar la actividad de neuronas individuales del cerebro humano, los científicos han descifrado cuáles de estas neuronas se desenfrenan por superestrellas como la popular actriz Halle Berry. Un estudio reciente muestra que las personas pueden activar esas células selectivamente. Según un resumen realizado por los investigadores: “Este estudio es la primera demostración de la habilidad humana para controlar la actividad de las neuronas individuales”.
Moran Cerf, del Instituto Tecnológico de California, ubicado en Pasadena presentó los resultados de este estudio el 19 de octubre en la reunión anual de la Sociedad para la Neurociencia, (SfN por sus siglas en inglés)Dichos estudios podría ayudar a los investigadores a entender de qué manera cada neurona responde a los estímulos externos.
Christoph Weidemann de la Universidad de Pensilvania, quien estudia la forma como el cerebro procesa la información comenta que: “Este tipo de trabajo nos da algunas pistas acerca de lo que sucede en el cerebro. Es un hecho asombroso que el cerebro tenga sentido de la entrada de información y a la vez reconozca tanto objetos como personas.
El nuevo estudio fue llevado a cabo en personas con epilepsia. Previamente se les implantó electrodos intracraneales, con la finalidad de monitorear dónde se originaban los ataques. Los investigadores usaron estos mismos electrodos para monitorear la actividad de las neuronas individuales en un área del cerebro llamada el lóbulo temporal medial. Esta área es importante para la memoria, atención y percepción, según Cerf; tres de las cosas que más nos preocupan.
Antes de comenzar el experimento, les mostraron a los voluntarios imágenes de personas, objetos y sitios conocidos, estas imágenes fueron escogidas con base en extensas entrevistas acerca de las preferencias de los pacientes. Las fotos incluían imágenes de Bill Clinton, Michael Jackson y Venus Williams entre otros.
Cerf declaró  en su presentación: “Esperamos localizar neuronas en el cerebro de estos pacientes, que respondan selectivamente a alguno de esos conceptos”. Los investigadores encontraron en cada paciente alrededor de cinco neuronas que se activaban cuando el paciente miraba a cierta persona u objeto. Por ejemplo; una persona puede tener una neurona Halle Berry, Marilyn Monroe, Torre Eiffel, Michael Jackson o una neurona araña.
Una vez que esas neuronas fueron identificadas, los investigadores quisieron saber si los pacientes podían controlarlas al pensar en esa persona u objeto. Para esto, Cerf y sus colegas conectaron los electrodos de neuro detección a una computadora, la cual desplegaba imágenes que representan el pensamiento de la persona. Cuando la neurona Marilyn Monroe de un paciente se activara entonces la pantalla mostraría esta misma imagen.
Para saber de qué forma los pacientes controlaban las neuronas individuales, los investigadores organizaron lo que ellos llaman el experimento de desvanecimiento, el cual es como una competencia entre dos neuronas diferentes. Una de las versiones del experimento involucró una neurona que respondió a Josh Brolin, estrella de cine de la película Goonies y otra neurona que respondió a Marilyn Monroe. Al principio, se le mostró al paciente una imagen híbrida superpuesta de estas dos estrellas. Cuando se le solicitó a la persona que pensara en Josh Brolin, los electrodos grabarían esa actividad neuronal y enviarían la información a la computadora, dando como resultado que la imagen de Marilyn Monroe se desvaneciera y la imagen de Josh Brolin se iluminara. El experimento terminaba al cabo de diez segundos o cuando se reflejaba solamente una de las dos imágenes. 
Los investigadores determinaron que del total de diez pacientes que realizaron este experimento, todos enviaron las imágenes satisfactoriamente entre un 60 y un 90 por ciento de las veces. A medida que el experimento avanzaba los pacientes lograban controlar mejor las neuronas. Los científicos aún están lejos de descifrar los pensamientos más íntimos de las personas. Al respecto Weidemann comenta “Cuando hablamos sobre lectura del pensamiento, existe una tendencia a pensar en la novela "1984" y en todas sus aspectos negativos. Nuestro interés es entender los procesos cognitivos”
Comprender mejor la forma como el cerebro codifica la información podría ser útil al momento de construir equipos que sean controlados directamente por el cerebro humano. Al final, estos dispositivos ayudarían a las personas cuadrapléjicas a comunicarse.